Limpieza de garajes inundados

Limpiar garajes inundados es una práctica habitual en nuestra empresa. Debido a que durante el verano se produzcan lluvias torrenciales en algunas zonas de España, las tormentas de verano pueden llegar a ser un problema ya que se producen durante un corto periodo de tiempo pero con mucha intensidad. Esto puede producir que los sistemas de alcantarillado público y privados no puedan desaguar de forma eficaz, llegándose a producir en muchas ocasiones la inundación de garajes y viviendas o locales bajos.

La inundación de nuestro garaje puede ser un problema realmente serio, y de producirse debemos desaguarlo y limpiarlo de inmediato, ya que si no pueden producirse grandes humedades en la vivienda, incluso pueden dañarse gravemente los muros y los cimientos. Una actuación rápida en estos casos es vital para evitar males mayores.

¿Se ha inundado tu garaje y no sabes a quién recurrir?

En Geindepo contamos con la experiencia necesaria para la limpieza de garajes inundados. Ponte en contacto para dar solución a tu problema

Prevenir la inundación del garaje

La prevención es siempre un factor fundamental en estos casos, si vemos que nuestro garaje o sótano puede sufrir una inundación lo más adecuado será prevenir el problema; no obstante, puede ser difícil anticiparse a estos sucesos debido a que son imprevisibles.

Una de las cosas que podemos hacer es instalar un sistema de drenaje en la zona más baja del suelo del garaje o sótano, esto puede parecer un proceso complejo, sin embargo es lo más adecuado ya que desaguará eficazmente la zona y evitara que el nivel del agua inunde completamente la estancia. Hemos de tener en cuenta que se acumulará fango, suciedad y basura arrastrada por el agua, de modo que nuestro sistema de drenaje no debe atascarse o saturarse con facilidad.

limpiar garaje

Algo a tener en cuenta en el ámbito de la prevención es tener las arquetas y sistemas de desague lo más limpios posibles y realizar un mantenimiento periódico con el fin de que no sufran ningún tipo de atasco. De esta manera si las lluvias son imprevistas tendremos la garantía de que el agua va a ser desaguada sin ningún problema.

Como método preventivo eficaz y en el caso de que sepamos de antemano de posible inundación, podemos tratar de evitar la entrada masiva de agua en el garaje colocando sacos de tierra en la parte de abajo del portón del garaje y de cualquier posible acceso. Haciendo esto siempre entrará algo de agua pero evitaremos una inundación mayor y nos quitaremos de parte del barro y la suciedad. Hay que asegurarse de que la barrera este bien puesta y aguante la fuerza del agua sin desmoronarse.

Limpiar un garaje inundado

En el caso de no haber podido prevenir el problema y encontrarnos con un garaje completamente inundado lo más importante es actuar pensando en nuestra seguridad. Debemos valorar los posibles daños en muros, columnas, etc. y asegurarnos de si es seguro comenzar el trabajo por nosotros mismos. Si observamos el mínimo riesgo de derrumbe o cualquier peligro para las personas, lo más adecuado es esperar a las autoridades para que procedan a solucionar el problema. Asimismo, antes de proceder a la limpieza hemos de cortar la electricidad, el agua y el gas; para evitar el posible riesgo de fugas o electrocución.

Si podemos, es preferible vaciar el garaje, sacar el coche y el mobiliario, de otro modo los daños sobre estos pueden ser fatales. Esto también nos facilita la limpieza de la zona inundada.

Una vez seguros de poder actuar, lo primero es desaguar todo el agua posible mediante una bomba, también podemos ayudar al proceso con cubos o cualquier recipiente con una capacidad similar, es importante contar con escobas o cepillos de barrer para ir conduciendo el fango y la suciedad hacia la calle. Un buen truco es abrir todas las ventanas y crear ventilación en la sala, así conseguiremos quitar parte del agua por evaporación.

limpiar garaje inundado

Llegará el momento en el que la bomba ya no pueda desaguar más agua, dejando solo unos centímetros sobre el suelo, aquí la única posibilidad es retirarlo todo manualmente, con el cepillo, la escoba o raquetas de goma para ir retirando toda la suciedad y el barro que se acumula en el fondo, si hemos vaciado el garaje previamente, esto nos resultará más sencillo. Hemos de mantener puertas y ventanas abiertas, para ayudar al secado de los muros y del mismo suelo.

Cuando hayamos retirado toda el agua y el barro es conveniente realizar un repaso final, ya que siempre quedaran restos de fango y manchas en algún rincón. Una vez hayamos dejado secar completamente los muros, es hora de valorar si debemos pintar o hacer alguna reparación y proceder a ello con rapidez. Si contamos con un seguro del hogar, nos pondremos en contacto con la compañía aseguradora lo antes posible para que se valoren los desperfectos y se proceda a su reparación lo antes posible.

Todo este proceso puede resultar extremadamente laborioso y de hacerlo nosotros mismos se hace indispensable la ayuda de todas las personas posibles, otra opción es contar con una empresa especializada en limpiezas especiales y complejas, en Geindepo realizamos todo tipo de limpiezas complicadas, nuestro personal puede desplazarse hasta el lugar y realizar el vaciado y la limpieza del garaje en poco tiempo y con unos resultados óptimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *