Servicios de Limpieza y Mantenimiento de Comunidades de Propietarios

La limpieza en comunidades de vecinos es un aspecto clave a tener en cuenta por varios motivos; entre ellos para garantizar la seguridad de los usuarios y asegurar un ambiente óptimo en el que desarrollar la convivencia vecinal. Por otro lado un correcto mantenimiento de una comunidad de vecinos contribuye a mantener el precio, incluso a revalorizar las viviendas de la comunidad. A todos nos gusta disfrutar de unas zonas comunes limpias e higiénicas, un espacio en el que poder disfrutar de las instalaciones de la comunidad con comodidad y seguridad.

Actualmente, es muy habitual que las comunidades de vecinos tengan gran variedad de zonas comunes que requieren de un mantenimiento específico. Podemos encontrarnos desde grandes zonas ajardinadas, piscinas, garajes comunitarios, pistas deportivas, gimnasios y zonas de ocio y descanso para los residentes; además de las instalaciones propias de cualquier comunidad, como portales, escaleras, cuartos de basura, etc. Todas ellas deben ser limpiadas regularmente y gozar de un buen mantenimiento que asegure su funcionalidad y confort.

Debido al extenso trabajo que supone la limpieza y mantenimiento de estas instalaciones lo más recomendable es contar con los servicios de una empresa profesional especializada en limpieza y mantenimiento de comunidades; que nos asegure que todos los elementos de la comunidad se cuidan y conservan perfectamente.

Lo adecuado será buscar una empresa que nos ofrezca servicios integrales de limpieza y mantenimiento en comunidades de propietarios; y asegurarnos de que es una empresa seria que cuenta con el equipo técnico y humano para realizar todos los trabajos que necesita nuestra comunidad. Es también recomendable cerciorarnos de que la empresa cumple con todos los protocolos de seguridad necesarios para la realización del trabajo, así como que sus trabajadores estén correctamente formados y equipados para realizar un trabajo óptimo en las debidas condiciones de seguridad laboral.

Solicitenos un presupuesto sin compromiso para la limpieza y mantenimiento de su comunidad. Contamos con más de 20 años de experiencia para afrontar y solucionar todos los problemas que puedan darse en su comunidad

Protocolo de actuación en mantenimiento y limpieza de comunidades

Para llevar a cabo el mantenimiento y limpieza de una comunidad hay unos pasos previos a cualquier trabajo que es necesario realizar. En primer lugar, si la empresa que contratamos es profesional inspeccionará personalmente todos los elementos de la comunidad; desde las instalaciones técnicas como tuberías, instalación eléctrica, elementos de seguridad, canalones, etc. a las que solo necesitan una inspección visual como suelos, escaleras y el resto de instalaciones.

La inspección sirve para diseñar un plan a medida para la comunidad, establecer cuales son los trabajos necesarios y diseñar un calendario de actuaciones preventivas que aseguren el buen estado de todos los elementos de la comunidad. Asimismo, si se detecta algún defecto o falta de mantenimiento en cualquiera de las instalaciones, se le dará prioridad y se realizará un mantenimiento correctivo con inmediatez.

Finalmente, y como paso previo al inicio de las limpiezas y mantenimientos preventivos, una empresa especializada hará una limpieza general detallada de todas las instalaciones y elementos de la comunidad, con el fin de facilitar los posteriores trabajos periódicos.

limpieza y mantenimiento de comunidades de propietarios

Trabajos a realizar en este tipo de servicios

El decálogo de trabajos a realizar por parte de la empresa se detalla en el plan de actuación que se diseña específicamente para cada comunidad; este depende de las instalaciones que tenga la comunidad, de su tamaño y del uso que reciben. Por ello es fundamental realizar una inspección previa detallada que defina correctamente todos los trabajos y establezca un calendario de actuaciones de limpieza y mantenimiento detallado. En este calendario se definen cuatro áreas básicas:

Limpieza diaria

Entre las actuaciones de limpieza diarias podemos encontrar la limpieza de las zonas comunes que reciben un uso constante.

  • La limpieza de portales incluye una limpieza integral del portal diariamente; barrido, fregado, y repasado de cristales, buzones y puertas.
  • Limpieza y mantenimiento de zonas comunes exteriores, vaciado de papeleras y riego de zonas ajardinadas.
  • Si la comunidad posee un gimnasio comunitario su limpieza se incluye entre los trabajos diarios, debido al uso que estas instalaciones suelen recibir.
  • Limpieza de cuartos de basuras; tanto de la propia estancia como de los cubos, vaciándolos y limpiándolos cada vez que sea necesario. Una buena solución para eliminar los olores y asegurar la constante higiene en estos cuartos es instalar un pequeño generador de ozono; puede consultar las ventajas del ozono en nuestros artículos dedicados a este método.

Limpiezas y mantenimientos semanales

  • Semanalmente se deben limpiar las rampas de acceso y salida del garaje; así como el barrido del suelo y la limpieza de los baños del mismo, si los hubiera.
  • Revisión de los elementos de seguridad activa y pasiva del edificio; desde vídeo-porteros, pasando por extintores, barandillas y bandas adherentes de las escaleras. Si se detecta cualquier defecto en cualquiera de estos elementos se procederá a su inmediata reparación o sustitución.
  • Limpieza y mantenimiento de instalaciones deportivas de la comunidad; incluyendo una revisión para el buen estado de las mismas.

Actividades de mantenimiento periódicas

La frecuencia de estos trabajos dependerá del uso de determinadas instalaciones, así como de los materiales a tratar.

  • Entre estas podemos encontrar el abrillantado y pulido de suelos, ya sean de mármol, piedra, madera natural, etc.
  • Barrido y fregado mecánico de suelos del garaje.
  • Limpieza en profundidad de suelos, paredes y techos de todas las zonas comunes no citadas anteriormente.

Actuaciones de temporada

Antes del invierno hay que revisar el sistema de conducción de agua caliente y calefacción central si la hubiera. También es un buen momento para la limpieza de arquetas y sistemas de canalización de aguas pluviales, tanto de canalones como de bajantes.

Antes de la primavera se debe poner en marcha un trabajo preventivo para plagas; tanto de insectos como de roedores. Así como realizar el respectivo tratamiento fito-sanitario en arboles proclives a ciertas plagas de insectos, como los pinos o las palmeras.

Puesta a punto de los sistemas de riego automático para jardines si la comunidad esta dotada de ellos.

Revisión y puesta a punto del equipamiento técnico de la piscina, depuradoras y canalización del agua deben estar en perfecto estado de cara al periodo estival.

También se debe realizar antes del verano una revisión de los sistemas anti-incendios de la comunidad; desde la revisión de todos los extintores y mangueras a las puertas y otros sistemas de seguridad pasiva.


 

El mantenimiento y limpieza de una comunidad es un trabajo que consta de muchos pequeños trabajos que deben realizarse con la regularidad necesaria para garantizar el bienestar de los vecinos. Confíe solo en empresas especializadas del sector, que puedan proporcionarle un servicio de limpieza y mantenimiento integral de todas las instalaciones. Esto hace que no tenga que contar con una empresa diferente para cada trabajo, reduciendo considerablemente los costes para la comunidad. Una empresa especializada en mantenimiento de comunidades es una garantía de que su edificio y zonas comunes estarán siempre en perfecto estado de conservación, luciendo como nuevas y durando muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *