La cita con la limpieza de verano

La limpieza de verano es una cita a la que no debemos faltar. El verano es la etapa del año ideal para realizar una limpieza en profundidad de nuestra casa. No es lo normal contratar empresas de limpieza para que hagan este trabajo. Por eso desde Geindepo queremos dar algunos consejos. Normalmente hacemos este tipo de limpieza general una o dos veces al año. Por lo tanto ha de ser una limpieza en profundidad y prestando atención donde no limpiamos normalmente. Si quieres facilitar el trabajo, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

Empecemos a organizar la limpieza

Antes de empezar, es recomendable revisar si contamos con todos los productos y materiales que vamos a utilizar; el aspirador es indispensable, pero también tendremos que proveernos de bayetas o trapos de microfibra y de todos los productos necesarios para tratar las distintas superficies; por ejemplo este puede ser un buen momento para aplicar un tratamiento sobre los muebles de madera.

Para comenzar con la limpieza general de verano es importante organizarse previamente; trabajaremos por habitaciones, puede ser útil hacer una pequeña lista donde detallemos todos los trabajos que vamos a realizar.

Una vez empezamos a limpiar lo haremos siempre de arriba abajo; para evitar que el polvo se deposite sobre una superficie que ya hemos limpiado. Es importante tratar de vaciar todo lo posible la estancia, si podemos es conveniente sacar muebles para limpiarlos cuidadosamente después, así trabajamos en un espacio más amplio y nos será más fácil la limpieza del suelo.

Elementos y mobiliario de la casa

Hay que prestar atención a todos los elementos, muebles, persianas, ventanas, puertas, carpintería, paredes, zócalos y suelos; asegurándonos de que no nos dejamos ninguna superficie sin repasar. También hemos de pensar en esos rincones de difícil acceso, como la parte trasera de los armarios o bajo la cama; en general cualquier sitio donde no limpiemos normalmente tiende a acumular gran cantidad de polvo.

En cuanto al mobiliario, hemos de limpiarlo por fuera y por dentro, es un buen momento para deshacernos de algunas cosas que no usemos para ganar nuevo espacio de almacenamiento. También prestaremos atención al interior de los armarios, podemos aprovechar para guardar nuestra ropa de invierno y sacar la de verano, así conseguiremos un armario limpio y ordenado.

Limpieza en profundidad de cocina y baño

En la limpieza de la cocina hay que prestar mucha atención a todos los rincones y al interior de los armarios, es recomendable pasar un paño con un producto anti grasa por todas las superficies, incluyendo el alicatado, posteriormente podemos dar un repaso con lejía o algún producto similar para desinfectar todas las superficies.

Los baños también hay que trabajarlos al detalle, hemos de repasar todos los rincones ya que debido a la humedad puede salir moho en zonas de difícil acceso como detrás del inodoro y en las juntas de los azulejos. Es importante actuar con contundencia y frotar estas superficies con lejía y un cepillo; aquí puede sernos muy útil contar con una maquina limpiadora de vapor, ya que nos hará más sencillo acceder a esas zonas y consigue unos resultados óptimos con menos trabajo.

Hay que asegurarse de desinfectar todas las superficies del baño, limpiar profundamente el inodoro, el lavabo y la ducha o bañera con lejía y un trapo o un estropajo específico para este fin. Los espejos y otros elementos de cristal como mamparas de ducha hay que limpiarlos con un producto limpiacristales, y puede ser necesario también un producto anti-cal que elimine cualquier resto de agua.

Cristales

Las ventanas y cristales hay que limpiarlas con un paño limpio y un producto limpiacristales, así evitaremos las marcas de agua y restos de polvo; también hay que limpiar marcos y los carriles o juntas, para prevenirlos del deterioro. En cuanto a la limpieza de persianas, repasaremos cada lámina con un paño y producto específico para el material del que estén hechas; para limpiar la parte exterior es necesario abrir la caja de la persiana e ir desenrollándola para limpiarla por tramos.

Suelos y Paredes

En cuanto a las paredes, hemos de retirar cuadros y adornos, y repasar toda la superficie con un paño húmedo para eliminar manchas y marcas, asegúrate antes de hacer esto que están pintadas con pintura plástica, que no es soluble al agua. Puede ser un buen momento para pintar una habitación o realizar algún pequeño arreglo o reforma, ya que durante una reforma se produce gran cantidad de suciedad que debe ser retirada de inmediato. Si lo prefieres, en Geindepo podemos encargarnos de la limpieza fin de obra tras una reforma en casa de forma rápida y eficaz.

Por último, prestaremos especial atención a nuestro suelo, es el momento ideal para aplicarle un tratamiento específico si vemos que lo necesita; los suelos de madera o mármol necesitan tratamientos periódicos para conservar su estado y buen aspecto; así que es recomendable hacerlos durante una limpieza general.

En Geindepo somos especialistas en limpieza y mantenimiento de suelos de cualquier material; si tienes dudas puedes consultarnos sin compromiso; o también puedes dejar que nos encarguemos nosotros del correcto tratamiento de tu suelo; de este modo conseguirás un resultado inmejorable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *