Trucos y consejos para limpiar el baño de casa

La limpieza de baños y sanitarios es uno de los aspectos clave en la limpieza de cualquier inmueble, ya sea en un domicilio, una oficina o cualquier clase de entorno, la correcta desinfección y pulcritud de un baño es imprescindible para la higiene y salud de las personas; además de la buena imagen y tranquilidad que nos brinda un baño bien limpio.

La limpieza doméstica de un baño es una tarea relativamente sencilla, si bien hay algunos detalles que debemos conocer si queremos limpiar nuestro baño de manera óptima, consiguiendo una desinfección e higienización en profundidad.

Limpieza de sanitarios e inodoros con lejía

Por motivos evidentes, en la limpieza del baño y los sanitarios utilizaremos recurrentemente productos químicos con propiedades desinfectantes y bactericidas, el más común es el hipoclorito de sodio, mejor conocido como lejía.

La lejía es un producto con gran capacidad para la oxidación de materia orgánica, su base de cloro la convierte en un potente desinfectante y blanqueante; por estos motivos, la lejía es un producto básico en la limpieza de sanitarios, se ha de aplicar siempre con guantes de látex, disuelta en agua y con una bayeta o trapo de microfibra para frotar las superficies. Ha de utilizarse en un entorno preferiblemente ventilado; emite un fuerte olor muy característico y hemos de ser cuidadosos de no mezclarla nunca con otros productos como el amoniaco, ya que la reacción química puede resultar muy peligrosa.

Utilizaremos la lejía para limpiar todos los elementos sanitarios, como el inodoro, la ducha, bañera… Nos resultará muy útil en la limpieza ya que es capaz de eliminar esas molestas manchas que aparecen en interior del inodoro a raíz de la acumulación de restos minerales que contiene el agua. Asimismo, acabará con cualquier desecho o pequeño resto biológico que pudiera desencadenar en un foco de infecciones.

Por último, las propiedades oxidantes de la lejía le confieren la capacidad de acabar con el moho, que aparece con facilidad en las juntas de silicona en bañeras y duchas, y es capaz de extenderse rápidamente en entornos húmedos. La eliminación y tratamiento de áreas con moho ha de hacerse rápidamente y prevenir siempre su nueva aparición; ya que el moho se reproduce por esporas, las cuales pueden resultar negativas para la salud si nos exponemos a ellas por largos periodos.

limpiar el baño en profundidad

Limpieza de baños con otros productos.

Si queremos prescindir de la utilización de lejía, podemos optar por otros productos específicos para la limpieza de baños disponibles en el mercado , usualmente son productos más versátiles y sirven para limpiar también superficies y suelos del propio baño, resultando muy eficaces eliminando manchas de todo tipo sin ser tan agresivos como la lejía.

No obstante, sobre determinados elementos característicos de los baños como mamparas, espejos o cualquier objeto de cristal, podemos utilizar productos limpiacristales con base de alcohol para conseguir un acabado perfecto.

Usualmente las salpicaduras de agua, jabón, pasta de dientes, etc. suelen dejar manchas blanquecinas y marcas de cal sobre las citadas superficies de cristal, estas manchas pueden llegar a ser persistentes si descuidamos su eliminación y darán un mal aspecto general a nuestro baño.

Para estos casos resultan muy útiles los citados productos limpiacristales, los cuales nos proporcionarán un acabado sin marcas de agua ni resto alguno de polvo o suciedad. Del mismo modo, estos limpiacristales pueden resultarnos útiles para abrillantar la cerámica de los sanitarios, así como los azulejos, consiguiendo un acabado perfecto.

Otra posibilidad es utilizar productos anti-cal específicos, hay una gran variedad de ellos disponibles en el mercado y se harán necesarios si la zona geográfica en la que vivimos posee un agua dura o con cal; esto es bastante usual en áreas litorales cercanas al mar.

limpieza de wc

Limpieza del suelo del baño.

Trataremos el suelo del baño atendiendo siempre a las características y necesidades del material; en la actualidad podemos encontrar suelos para baños de muchos materiales, desde las clásicas baldosas cerámicas o azulejos, hasta suelos sintéticos plásticos o tarimas laminadas.

Es poco recomendable utilizar en un baño un suelo de material poroso, por ejemplo la madera, ya que por su capacidad de absorción de agua tenderá a hincharse y deteriorarse con rapidez. En el caso particular del mármol, el cual es habitual en baños; hay que decir que a pesar de ser un material pétreo, es poroso y tiene cierta capacidad de absorción de líquidos. Si queremos mantenerlo en buen estado evitaremos el encharcamiento y lo secaremos siempre después de fregarlo, así además conseguiremos que brille. Nos abstendremos de utilizar lejía y productos agresivos que deteriorarían su aspecto, optando por productos y métodos específicos para tratar este material. Asimismo, cada cierto tiempo tendremos que aplicar un tratamiento para abrillantarlo y dejarlo en perfecto estado.

En el caso de materiales como las baldosas o materiales sintéticos, utilizaremos una fregona escurrida para la limpieza, en el agua podemos añadir un poco de lejía o de un producto específico, preferiblemente desinfectante para asegurarnos una correcta higienización de la estancia. Para finalizar podemos pasar una mopa a la que adheriremos un trapo o bayeta de microfibra seca, para retirar cualquier resto de agua y conseguir un acabado brillante.

Si sigues estos sencillos consejos, limpiarás y eliminarás de forma rápida y eficaz cualquier mancha que pueda surgir en tu baño. De este modo te aseguras de vivir en un hogar correctamente higienizado, con los consiguientes beneficios para la salud. Estas técnicas son válidas tanto para baños de domicilios como para sanitarios públicos, con la excepción de que un baño público, como el de una oficina o un local comercial, debe limpiarse e higienizarse con mucha regularidad, como mínimo una vez al día. Por lo tanto es conveniente contar con una empresa profesional que nos asegure un correcto mantenimiento de nuestras instalaciones sanitarias, realizando una limpieza eficiente y pormenorizada que desinfecte, higienice y libre de olores la instalación.

limpiar el lavabo

En Geindepo somos especialistas en limpiezas de todo tipo, la limpieza de baños y sanitarios es uno de los trabajos que más habitualmente realizamos, contamos con gran experiencia en esta área, además de equipamiento y productos específicos para la limpieza profesional de cualquier tipo de baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *