Consejos y trucos para el lavado del coche

El lavado del coche es una de esas tareas que solemos aplazar todo lo posible, no obstante nuestro coche es un lugar en el que solemos pasar bastante tiempo, llevamos a nuestra familia, a nuestra mascota, etc. Debido al uso que recibe el coche suele acumular suciedad y polvo tanto en el interior como en el exterior.

Es sumamente importante que mantengamos por lo menos el interior limpio para asegurarnos de que es un espacio seguro y aséptico. En el exterior la limpieza también es importante, no solo prevenimos el deterioro de la pintura, sino que conduciremos con mayor seguridad si nuestras lunas y ventanillas están limpias, así como los espejos o los faros; los cuales son elementos indispensables para la seguridad de los ocupantes y del resto de conductores.

A continuación te damos algunos tips y trucos para limpiar el coche y dejarlo perfectamente limpio y reluciente.

Como limpiar el exterior de coche

En primer lugar necesitaras el equipamiento para lavarlo:

Si no acudes a un centro de lavado y decides hacerlo por ti mismo para la limpieza del exterior necesitarás 3 cubos llenos de agua, una esponja, un par de trapos de micro-fibra o de algodón, jabón especial para limpiar el exterior del coche, limpia cristales y si quieres que el acabado sea perfecto un limpia salpicaderos comercial te será de gran ayuda para el interior del vehículo.

Es recomendable que lavemos el coche bajo la luz directa de el sol, así conseguiremos apreciar perfectamente si nos dejamos alguna zona sin limpiar. Debemos seguir los siguientes pasos en orden:

  1. Tras llenar los cubos con agua, en el primero verteremos el jabón para la carrocería en la proporción que indica el fabricante. El segundo lo usaremos para enjuagar la esponja, y el tercero para enjuagar las llantas. Con este sistema te aseguras de estar lavando el coche con agua limpia y no volver a depositar la suciedad en el coche después de aclarar la esponja o bayeta.
  2. Prelavado: Con una manguera rociamos todo el coche con agua retirando toda la suciedad posible, el polvo y la arena. Puede ser muy útil contar con una pistola de agua a presión, aunque debemos tener cuidado de no dañar la pintura acercando demasiado la pistola a la chapa del coche.
  3. Cojemos la esponja y lavamos todo el coche, comenzando desde el techo y bajando hacia la parte inferior. No es recomendable frotar muy fuerte para evitar arañazos en la pintura. Enjuaga la esponja cada poco tiempo en el cubo con agua limpia, y a continuación sumergirla en el que contiene el jabón; así estamos seguros de limpiar siempre con agua limpia.
  4. Los parabrisas, las lunas y las ventanillas los fregaremos con un paño de microfibra; una primera pasada con jabón y un secado final con un paño limpio después de haber lavado el resto del coche nos proporcionarán un acabado perfecto. Para los parabrisas sencillamente lavaremos con un poco de alcohol la goma que hace contacto con la luna; así evitamos que chirríen cuando los utilizamos.
  5. Para terminar damos un enjuagado final con la manguera, prestando atención a retirar cualquier resto de jabón o suciedad que haya podido quedar. Para terminar secamos con un paño de microfibra sin frotar demasiado, así evitamos que se queden esas marcas de agua tan molestas.
  6. Para limpiar las ruedas y llantas podemos utilizar un jabón especial o un desengrasante estándar. Ten precaución cuando lo apliques y trata de no rociarlo sobre las pinzas o los discos de freno; solo sobre las llantas. Deja actuar unos minutos el producto y frota con un paño para eliminar la suciedad. Para las zonas más difíciles puedes usar un cepillo de dientes viejo frotando hasta eliminar toda la suciedad. Para terminar enjuagamos generosamente con agua y secamos con un paño de microfibra.

Como limpiar la carocería de un coche a mano

Como limpiar el interior del coche

Para el interior necesitaremos un par de paños de algodón o microfibra; uno para los cristales y otro para el salpicadero; y por supuesto un aspirador lo más potente posible. Seguiremos los siguientes pasos:

  1. Lo primero será vaciar el coche de todo aquello que vamos a desechar; tiquets de aparcamiento, restos o bolsas de comida, y todo aquello que podamos retirar fácilmente con las manos.
  2. A continuación sacamos las alfombrillas y las sacudimos lejos del vehículo para posteriormente aspirarlas a conciencia. Si están especialmente sucias puedes llevarlas a una tintorería o centro especializado para que las dejen perfectas.
  3. Aspiramos todo el interior, tanto el suelo como la tapicería. La mayoría de aspiradores traen diferentes accesorios que te serán muy útiles para esto. No olvides el maletero y la bandeja; es un buen momento para vaciar el maletero y ordenarlo. Si tu tapicería tiene manchas difíciles de eliminar tendrás que tratarlas con un producto especial para limpieza de tapicerías y seguir cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  4. Con un paño limpio y el jabón para el salpicadero repasamos todas las superficies de plástico. Presta atención a esos pequeños rincones que todos los coches tienen para guardar pequeños objetos, así como las guanteras.
  5. Para terminar limpiamos el interior de todos los cristales con un paño limpio y limpiacristales comercial, asegúrate de dar una última pasada con un paño seco para un resultado perfecto. No olvides limpiar también el retrovisor interior.
  6. Para finalizar solo tenemos que volver a colocar las alfombrillas en su sitio y reorganizar el maletero.

Como limpiar el interior de un coche

Si sigues estos pasos al detalle tu coche lucirá como nuevo; es recomendable hacer esta limpieza en profundidad de nuestro coche por lo menos dos o tres veces al año para asegurarnos de que nuestro coche es un espacio limpio e higiénico para viajar en el .

Consejos y trucos para el lavado del coche
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *