Cómo limpiar un acuario

Aunque como empresa de limpieza no realizamos este tipo de limpieza, si que somos curiosos y nos gusta saber todo lo posible acerca de todos los tipos de limpieza. Si disponemos en casa de un acuario debemos saber que no es solo un elemento ornamental muy decorativo, sino que se trata de un pequeño ecosistema vivo concentrado en un espacio muy pequeño. Por ello, es importante que dediquemos periódicamente cierto tiempo a limpiar y acondicionar nuestro acuario para que nuestros animales se encuentren en las mejores condiciones posibles.

Cualquier persona que se haya iniciado en el mundo de la acuariofilia sabe lo extremadamente delicados que son los animales que suelen mantenerse en acuarios o terrarios. Los peces tropicales por ejemplo, son extremadamente sensibles a los cambios bruscos en la temperatura o los valores químicos del agua, por ello, un mantenimiento adecuado tratará de garantizar unas condiciones regulares e idóneas en los parámetros.

Pasos a seguir en la limpieza del acuario

Para mantener limpio nuestro acuario, hay algunos trabajos que debemos realizar con regularidad. Cada quince días, aproximadamente, dedicaremos un rato a limpiarlo. Aquí te damos algunos consejos para limpiar tu acuario:

  1. Para la limpieza utilizamos un sifón o aspirador de fondo y una rasqueta de plástico para la parte interior del cristal, también puedes usar una tarjeta de plástico que no uses.
  2. Con el sifón realizamos la limpieza del fondo del acuario, removiendo un poco la grava para aspirar la suciedad y los desechos. Limpia por zonas e insiste en las esquinas, ya que es donde más suciedad suele acumularse. El agua que sacamos del acuario con el sifón debe ser entre un 15% y un 30% del volumen total. Este agua podemos utilizarla para regar nuestras plantas, ya que está cargada de nutrientes.
  3. Antes de rellenar el acuario, es un buen momento para limpiar los cristales de algas que hayan podido crecer adheridas a él. Con la rasqueta o la tarjeta de plástico, limpia cada cristal de arriba hacia abajo. Debes evitar los movimientos laterales, ya que podrías rayar la superficie del vidrio.
  4. La parte externa del cristal puedes limpiarla con un paño de microfibra y un poco de alcohol o limpiacristales, pero ten cuidado de no utilizar pulverizadores cerca del acuario ya que puedes contaminarlo accidentalmente con productos químicos peligrosos para los peces.
  5. Para terminar con la limpieza solo falta rellenar el acuario, el agua que utilicemos debe estar a la misma temperatura y pH que la del acuario y siempre rellenaremos poco a poco. Un sistema de goteo casero es una solución sencilla y muy eficaz. Hay que tratar el agua previamente con anticloro y dejarla reposar un mínimo de 12 horas.
  6. Cada cierto tiempo hay que limpiar el filtro del acuario. Más o menos cada 6 meses, debemos desmontarlo y limpiar todos los elementos con agua del mismo acuario. De este modo nos aseguramos que nuestro sistema de filtración haga su trabajo correctamente, asegurando unas condiciones óptimas para la vida de nuestros peces.

Limpieza de acuarios

Claves para evitar la limpieza del acuario con demasiada frecuencia.

La regularidad de la limpieza es importante para mantener la calidad del agua, hay que observar el volumen total de litros de agua y cuantos peces mantenemos en ese volumen. Si nuestro acuario esta sobrepoblado, deberemos realizar la limpieza y el cambio de agua más a menudo. También es importante no limpiar con demasiada frecuencia, ya que es un proceso estresante para los animales. Evita limpiar tu acuario más de una vez a la semana.

No sobrealimentes a tus peces, piensa en cuanto come un pez en su entorno natural y trata de imitar la cantidad. Si los peces son adultos puedes alimentarles una vez cada dos días y en pequeñas cantidades. El problema de alimentar demasiado es que si hay comida que no se consume esta se descompone, provocando que tengamos que limpiar el acuario más frecuentemente.

Es importante buscar el equilibrio biológico, las plantas naturales nos ayudan a mantener la calidad del agua, ya que se alimentan de los desechos de los peces, evitando que se acumulen y se generen gran cantidad de nitratos y otras sustancias perjudiciales.

Tener el acuario muy plantado es además muy beneficioso, ya que les proporcionamos a nuestros animales lugares para refugiarse como los que encontrarían en un entorno natural. Las plantas también nos ayudan a combatir las invasiones de algas, aunque la mayoría de las algas no son perjudiciales para los peces, pero suelen dar un aspecto descuidado y poco estético al acuario.

Si conseguimos ese equilibrio entre plantas, peces, alimentación, litros de agua y algunos otros parámetros, el acuario no requerirá una limpieza tan regular, ya que apenas aparecerán algas y los desechos serán consumidos.

Cómo limpiar acuarios
Valora este servicio

Comentarios

  1. Limpieza de casas Madrid

    Buenos consejos , si sobre todo es medio complicado a veces porque hay que mantenerlo limpio y lleva demasiado trabajo limpiarlo ademas de generar estres en los animalitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *