Consejos para pulir suelos de terrazo

Muchas viviendas incorporan suelo de terrazo, es un material conglomerado muy resistente hecho normalmente de mármol y cemento prensado, suele presentarse en forma de baldosas cuadradas. Como todos los suelos; el terrazo también requiere un cuidado específico y cada cierto tiempo puede perder su brillo, lo que hará que parezca deteriorado, para solucionar esto es recomendable pulir el terrazo para dejarlo lo más parecido posible a su estado inicial.

Para pulir de manera eficaz un suelo de terrazo hay una serie de factores que hemos de tener en cuenta:

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que para pulir este tipo de superficies es necesario usar una maquina pulidora para suelos o comunmente llamada rotativa, con los discos específicos para cada paso y material en concreto. Tiene que ser una maquina rotativa de cierta potencia ya que tiene que devastar la superficie del terrazo.

Posteriormente debemos observar es el grado de deterioro de nuestro suelo de terrazo, si solo ha perdido su brillo o si presenta arañazos profundos que un pulido o un abrillantado estándar no hará desaparecer.

Pulido de suelos de terrazo poco deteriorados

Si nuestro suelo de terrazo no presenta arañazos u otros desperfectos graves un abrillantado bastará para que recupere su brillo natural. Lo recomendable es que cuente con el trabajo de profesionales ya que de este modo conseguirá que el proceso sea rápido y el suelo quede en perfectas condiciones. Para realizar el pulido utilizaremos una serie de discos pulidores de distintos granos y materiales, esto es fundamental para conseguir un pulido óptimo.

Antes de pulir terrazo

Después de pulir terrazo

Para comenzar hay que equipar la maquina con el primer disco, y trabajar sobre un suelo limpio y seco, a ser posible retiraremos los muebles y cualquier objeto de la sala sobre la que vayamos a trabajar, ya que así podremos trabajar toda la superficie del suelo cómodamente.

Una vez comenzamos con la pulidora, hemos de verter previamente agua limpia sobre la zona que vayamos a trabajar, trabajaremos por secciones, para que nos sea más fácil pulir de manera uniforme toda la superficie.

Cada vez que cambiemos de disco tenemos que retirar el agua que hemos vertido sobre el suelo, que habrá adquirido el color del suelo debido a que retiene las partículas que produce el pulido. Hay que tratar de trabajar el suelo de manera uniforme sin centrarse demasiado en una zona en concreto.

Una vez pasados los todos los discos de pulido y con el suelo bien limpio, extendemos un producto abrillantador específico para terrazo o mármol, y pasamos de nuevo la maquina pulidora equipada con él un disco para abrillantar, estos discos suelen estar hechos de algodón o de fibras sintéticas. Si queremos un acabado más brillante, repetiremos este último paso las veces necesarias hasta que obtengamos el brillo deseado en el suelo.

Un detalle a tener en cuenta es realizar el mismo proceso con el rodapié, ya que la mayoría de suelos de terrazo incorporan los rodapiés en el mismo material.

Pulir terrazo muy desgastado o deteriorado

En el caso de tener un suelo de terrazo muy desgastado por el uso, en los que ya podemos apreciar arañazos considerables; con el terrazo es muy habitual que la zona de apertura de las puertas acabe muy deteriorada especialmente en portales u otras zonas de paso; lo apropiado será realizar un proceso más agresivo con el suelo.

Procederemos de la misma manera que con el pulido con la excepción de que equiparemos la maquina pulidora con unos discos especiales para diamantado, que erosionarán mucho más el suelo acabando con los arañazos y las grietas profundas.

Posterior a el proceso de diamantado y pulido, es recomendable realizar un abrillantado, este se realiza pilverizando un producto químico especial que reacciona con el material y que le da un acabado brillante durante el abrillantado, este proceso se conoce como cristalizado y es muy recomendable que sea realizado por profesionales si queremos conseguir un acabado perfecto.

Como puede ver, es posible recuperar el estado original de su suelo de terrazo y que luzca como el primer día, este es un trabajo que requiere cierto tiempo y experiencia, así que no le recomendamos que lo intente por usted mismo ya que le resultara difícil sin el equipamiento y los productos necesarios para llevarlo a cabo. Tenga en cuenta que por lo laborioso que resulta el pulido, un buen momento para hacerlo durante una reforma o cuando pintemos las paredes, ya que conseguiremos un aspecto general de la estancia mucho mejor y aprovecharemos que ya hemos retirado el mobiliario.

Pulidos y abrillantados de todo tipo de suelos en Madrid. Contacte ahora y pida presupuesto sin compromiso

En Geindepo le ofrecemos un servicio de mantenimiento de todo tipo de superficies, tratando cada una con sumo cuidado y atendiendo a las necesidades de cada material para que se vea perfecto. Si desea recuperar su suelo de terrazo, no dude en consultarnos y pedirnos presupuesto sin compromiso.

Consejos para pulir terrazo
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *