La seguridad laboral en empresas de limpiezas

La seguridad laboral durante la realización de cualquier trabajo es un elemento prioritario. El sector de la limpieza no está exento de riesgos  que deben prevenirse correctamente. La prevención de riesgos es fundamental una vez más para evitar que sucedan accidentes laborales.

Debemos considerar que el la seguridad laboral en empresas de limpiezas se caracteriza por la naturaleza física del trabajo. La utilización de productos químicos y maquinaria puede resultar peligrosa para la seguridad de trabajadores y otras personas. Estas herramientas deben ser siempre manipuladas por profesionales formados correctamente, capaces de actuar siempre en condiciones de máxima seguridad.

La prevención de riesgos en trabajos de limpieza.

Al contrario de lo que se suele pensar, los trabajos de limpieza se caracterizan por la multitud de riesgos a los que se expone el trabajador. Un buen sistema de prevención de riesgos laborales debe encargarse de que el trabajador sea consciente del peligro que supone para su seguridad o para la de terceros la actividad. Para ello los trabajadores deben ser correctamente formados para saber cómo actuar en cada caso, pudiendo realizar su trabajo de forma eficiente y sin exponerse al peligro de sufrir un accidente.

En un trabajo de limpieza confluyen una variedad de riesgos, entre ellos:

Riesgos mecánicos

Derivados de la manipulación de maquinaria y equipos técnicos, las características de la zona a limpiar y los desplazamientos en vehículos. La forma de prevenirlos es mediante la formación en el uso de equipos de protección individual. En limpiezas comunes se deben utilizar guantes, mascarillas, botas de protección, etc. En los trabajos más complejos que realizamos, como la limpieza de cristales en altura, se deben utilizar equipos como arneses y otros sistemas de seguridad que minimicen el riesgo al que se expone el trabajador.

Formar al personal para trabajar en condiciones de seguridad es fundamental, por ejemplo la utilización de escaleras de mano puede parecer sencillo, no obstante hay que tener en cuenta el rango de movimiento que esta nos permite y seguir las recomendaciones de los fabricantes.

Riesgos físicos

Derivados del ruido, temperatura, grado de humedad, etc. Muchas veces el trabajo de limpieza exige esfuerzo físico, y habitualmente se realizan trabajos en el exterior. Esta combinación puede resultar peligrosa especialmente en verano, ya que podrían sufrirse golpes de calor o puede producirse cualquier descuido durante la realización del trabajo que acabe produciendo un accidente.

Riesgos químicos

La exposición a vapores, productos químicos o polvo. La mayoría de limpiezas exigen la utilización de productos químicos que aseguren una correcta higienización del área a limpiar. La exposición prolongada a los vapores que despiden puede ser perjudicial. Nuestro personal va equipado para prevenir este riesgo y es formado para manipular estos productos sin riesgo.

Riesgos Biológicos

Bacterias, hongos o parásitos entre otros. En determinados entornos en los que trabajamos, como la limpieza tras un incendio o los casos de Diógenes; nuestros trabajadores pueden verse expuestos a patógenos peligrosos para la salud. En estos casos actuamos con la máxima prevención. Nuestros trabajadores llevan equipos de protección integral específicos como las máscaras con filtros especiales o los trajes desechables.

Riesgos Ergonómicos

Manipulación de cargas, sobreesfuerzos o posturas incomodas. La naturaleza física de los trabajos de limpieza exige tener que desplazar objetos como cubos de basura, mobiliario, etc. Formamos a nuestros trabajadores para trabajar siempre de la forma más ergonómica posible. Evitar las posturas incomodas de forma prolongada que puedan ocasionar desgaste de articulaciones, tendones y músculos, lo que puede provocar lesiones a largo plazo.

Mantenimiento de los equipos de seguridad

Nuestros trabajadores son formados en cuanto al uso y mantenimiento de sus equipos de protección. Un equipo de seguridad en mal estado puede resultar extremadamente peligroso, así que los revisamos con regularidad para asegurarnos de que no existe peligro en ese sentido.

Asimismo, entre nuestros servicios de limpieza y mantenimiento incluimos la revisión de los elementos de seguridad de las instalaciones que trabajamos, tales como la revisión de puertas anti-incendios y elementos de seguridad pasiva como barandillas o las tiras antideslizantes de las escaleras. De este modo no solo podemos prestar los servicios en condiciones de seguridad, sino que también trabajamos por la seguridad de nuestros clientes.

En Geindepo somos conscientes del riesgo inherente a los trabajos de limpieza. Nuestro compromiso en cuanto a la prevención de riesgos y la seguridad en el trabajo es máximo.

La seguridad laboral en las empresas de limpieza
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *