Cómo limpiar cualquier mueble de madera

Los muebles de la casa son en realidad los elementos que da carácter a cualquier hogar. Y aunque muchas veces no se repare demasiado en su limpieza, es muy importante prestar especial atención a aquellos que son de madera. Este material es muy acogedor, pero tiene el inconveniente de que según el acabado puede envejecer mal si no se cuida.
Es muy habitual que con el roce diario, los accidentes domésticos y el paso del tiempo, los muebles de madera dejen de lucir lustrosos. Además de que pueden aparecer golpes o arañazos en su superficie. Para conseguir que se mantengan de la mejor manera posible hay que saber cómo limpiar cada tipo de mueble. Así como dar el trato que necesita cada madera.
No necesitan los mismos cuidados los muebles lacados o contrachapados que los barnizados. Igual que los distintos tipos de madera tienen distintos requerimientos. En general podemos decir que los muebles de madera deben mantenerse libres de polvo, evitar los golpes, así como hidratar y proteger su superficie siempre que se pueda.
A continuación te damos algunos trucos para hacer la limpieza de los muebles de madera más sencilla. Siguiendo estos consejos tus muebles lucirán como nuevos. Aunque, si quieres unos acabados impecables, lo mejor será contactar con una empresa de limpieza en Madrid. Así simplemente tendrás que disfrutar de unos muebles limpios y cuidados.

muebles cocina

Limpiar los muebles de la cocina

En el caso del mobiliario de madera que encontramos en la cocina, habitualmente la superficie suele estar tratada. De este modo se garantiza que el material aguante el uso normal de una cocina. En muchos casos encontramos armarios de cocina de madera lacados. O bien con una capa final de barniz protector resistente.
Lo más importante que hay que tener en mente a la hora de limpiar una cocina es que los muebles suelen acumular grasa. Por lo que es muy recomendable hacer una limpieza justo después de cocinar. De este modo será más sencillo limpiar la grasa y que no quede adherida a los muebles. Ya que será mucho más difícil eliminarla una vez se seque.
Es aconsejable no utilizar productos agresivos que puedan dañar la superficie de los muebles. Algo tan simple como agua caliente y jabón será suficiente. El mejor jabón que puedes usar para limpiar la cocina es uno clásico natural, ya que suele tener un gran poder desengrasante. Recuerda usar además una bayeta de micro fibra para no arañar los muebles y secar una vez termines con un trapo suave seco.
En el caso de que se haya producido mucha acumulación de grasa en tus muebles de madera, puedes usar también un desengrasante comercial. Aunque hay que tener cuidado de aplicar poca cantidad y aclarar abundantemente. De modo contrario puedes comprometer el acabado de tus muebles de cocina de madera.

muebles pino

Limpieza de muebles de madera de pino

No hay casa en la que no haya un mueble de pino. Y es que este tipo de madera se diferencia por su versatilidad y buen precio. Sin embargo, necesita también una buena limpieza y mantenimiento para mantenerse como nuevo. Además, lo bueno del pino es que al aceptar tantos acabados diferentes también es relativamente sencillo limpiarlo y hacerle modificaciones de color.
Lo más habitual es que los muebles de pino cuenten con un acabado protector que los proteja frente a daños externos. Pero sabemos que en muchos casos no es así, o bien esta laca se ha desgastando con el paso del tiempo y el uso normal del mueble. Cuando el mueble sea nuevo y presente esta capa protectora lo más recomendable es simplemente quitarle el polvo con ayuda de un plumero o trapo seco.
Sin embargo, cuando el mueble de pino esté en bruto puede ser de gran ayuda aplicarle una cera en pasta para proteger la madera. Ya que hay que tener en cuenta que la madera de pino es muy porosa y le afectan mucho los derrames. Recuerda no aplicar por tanto paños cargados con mucha agua o productos de limpieza líquidos sobre los muebles de pino.

Limpiar muebles de madera de cerezo

Los muebles de madera de cerezo son una buena inversión ya que con una buena limpieza y mantenimiento pueden durar toda la vida. A pesar de que el precio sea más elevado que el de otro tipo de maderas, también es mucho más duradera. Por tanto, no se puede limpiar como si se tratase de pino, los muebles de madera de cerezo necesitan una limpieza específica.
Es muy habitual encontrar muebles fabricados en madera de cerezo en objetos destinados a despachos. Ya que su durabilidad hace que suela emplearse para fabricar mobiliario con un estilo clásico que no pasa de moda. Es por eso que muchas veces en la limpieza de oficinas hay que conocer cómo tratar este tipo de madera. Especialmente en los despachos de los altos ejecutivos o directivos.
Es recomendable pasar un paño suave al menos una vez a la semana para mantener los muebles de cerezo libres de polvo. Hay que tener cuidado de levantar todos los objetos de los muebles y no arrastrarlo para evitar dañar la superficie. Para continuar con la limpieza se puede usar un jabón neutro con un paño humedecido. Como con cualquier tipo de madera es importante no aplicar mucha agua en la madera.
Por último, es recomendable aplicar una cera en pasta específica un par de veces al año para mantener su aspecto original. Además la cera ayuda a proteger la superficie de arañazos y golpes. En caso de vivir en un clima muy seco ten en cuenta que la madera de cerezo puede verse afectada y perder su buen aspecto. Para evitar esto lo mejor es colocar un humidificador en la habitación en invierno para que la madera se mantenga hidratada.

muebles roble

Limpiar muebles de madera de nogal y roble

Los muebles de madera de nogal o de roble son muy habituales en todos los domicilios actualmente. De hecho, en Geindepo hacemos retirada de muebles y vaciados de inmuebles. Por lo que estamos muy acostumbrados a ver muebles de todas las épocas fabricados en estas madera que se conservan en perfecto estado. Da igual que sean de madera maciza que de chapa natural, ambos requieren el mismo mantenimiento. Para conseguir que permanezcan con un aspecto impecable hay ciertos consejos que se pueden seguir en su limpieza.
En primer lugar recuerda utilizar siempre productos de limpieza neutros para proteger el brillo y el color de tus muebles de nogal y roble. No uses nunca paños empapados en agua, escúrrelos bien antes de pasarlos por el mueble. Y procura que sean paños suaves que no estropeen la superficie. Otro truco es limpiar siempre en el sentido de la veta de la madera, así potenciarás la belleza natural de la madera. A continuación seca el mueble con un trapo suave para eliminar cualquier resto de humedad.
Otro truco para que se conserven perfectos los muebles de nogal y roble es limpiar el polvo habitualmente. Así como evitar que estén expuestos a la luz directa del sol o a algún foco de humedad.
Por último, si tienes un mueble de roble o nogal que ha perdido el brillo hay otra solución casera que puedes hacer. Mezcla un litro de cerveza con dos cucharadas de cera de abeja y una de azúcar, deja que hierva y luego aplícala sobre el mueble. Luego pasa un paño seco para recoger todos los restos y sacar brillo. Verás como el mueble recupera su brillo y color original.

muebles caoba

Limpiar muebles de madera de caoba

En el caso de los muebles de madera de caoba tienen una particularidad que los diferencia. Y es que prácticamente todos se encuentran con un acabado encerado. Por lo que la limpieza, sabiendo cómo hacerla, es más sencilla. Y su mantenimiento bastante rápido, aunque siempre utilizando los productos adecuados.
Para limpiar los muebles de madera de caoba encerados hay que quitar el polvo con un paño de algodón o de microfibra. Para sacar brillo se pueden hacer movimientos circulares. Eso sí, asegurándonos siempre de que no hay partículas o restos que puedan estropear la superficie.
Además, cada dos meses es recomendable renovar la cera para conseguir que el mueble esté en buen estado. La cera no solo crea una capa protectora sino que además mantiene la madera nutrida. Hay muchas ceras distintas en el mercado, sólo hay que comprobar que sea específica para muebles de caoba.
Aunque no es lo más habitual, si tuvieras un mueble de caoba barnizado, no encerado, la limpieza es ligeramente diferente. Utiliza un jabón neutro y aplícalo con un paño humedecido con agua caliente. Una vez hayas limpiado todo el mueble pasa un trapo suave y seco para quitar cualquier resto de humedad.

muebles teca

Limpiar muebles de madera de teca

Cuando nos enfrentamos a la limpieza del mobiliario de exterior, habitualmente nos encontramos con muebles de madera de teca. Esta madera se distingue por su resistencia frente a las inclemencias meteorológicas y su durabilidad. Aunque eso no significa que no deban limpiarse periódicamente para mantenerlos como el primer día.
Al ser muebles de exterior se pueden limpiar con ayuda de una manguera cuando estén muy sucios. Sin embargo, no se debe aplicar el agua nunca a presión. Cuando nos encontremos con manchas que cuesta quitar lo mejor es utilizar una esponja y detergente. Así eliminaremos totalmente la suciedad localizada sin estropear la madera. En el caso de que el mueble entero esté muy sucio, se puede frotar con la esponja todo el mueble. Después, para quitar la espuma, se puede aclarar nuevamente con la manguera.
Si hay excrementos de pájaros muy persistentes que no se eliminan con la esponja, se puede usar también lana de cobre. Además, para mantener el color natural de la madera de teca se puede lijar suavemente. Así mantendremos su color original.
Por último, es muy importante hidratar la madera de los mueble de teca al menos 4 veces al año. Se puede hacer coincidiendo con los cambios de estación. Así no solo le aportaremos brillo y color, sino que ayudaremos a que la madera se conserve en perfecto estado.

madera sin tratar

Limpiar muebles de madera natural

No es muy habitual encontrar hoy en día muebles de madera natural sin ningún tipo de acabado. Es decir, muebles que no estén barnizados ni encerados. Sin embargo, sí puede ser que compremos un mueble de madera sin tratar para hacer un acabado a nuestro gusto. En cualquier caso, tenemos que saber cómo afrontar la limpieza de muebles de este tipo.
La mejor solución es hacer una mezcla de vinagre blanco, aceite de oliva y agua. Con un trapo limpio humedecido en el líquido resultante, puedes frotar toda la superficie. Una vez hecho puedes coger otro trapo limpio y volver a pasarlo para retirar el exceso de mezcla que pueda quedar.
Por otro lado, es recomendable aplicar algún aceite específico para madera cada uno o dos años. Se puede usar tanto aceite de linaza o teca como aceite de oliva. En función siempre del color que tenga la madera sin tratar. Y con estos simples consejos podemos mantener los muebles de madera natural en óptimo estado. Alargando así su vida y haciendo que luzcan como el primer día.

Cómo limpiar cualquier mueble de madera
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.