Como limpiar manchas de sangre

Limpiar manchas de sangre es una labor dificil debido a que la sangre está formada principalmente por proteínas y una vez seca puede dejar una mancha difícil de eliminar, por lo que en caso de este tipo de manchas procederemos a retirarlas lo más rápidamente posible.

Dependiendo del material en el que se encuentre la mancha, procederemos de una u otra forma, recordando siempre que la sangre no debe limpiarse con agua caliente, ya que provocaríamos que coagule y será más difícil su eliminación, es recomendable siempre usar agua fría.

Limpiar sangre en suelos

En el caso de suelos y otras superficies, aplicaremos una solución de agua fría y detergente o limpiador, podemos frotar con un paño o un cepillo y después aclararemos y secaremos la zona afectada por la mancha. Posteriormente a esto, podemos limpiar la zona con agua con lejía o amoniaco, nunca ambos productos juntos ya que la reacción despide vapores tóxicos; de este modo conseguiremos desinfectar bien la superficie.

Si se trata de una superficie porosa, como madera o mármol, procederemos con rapidez ya que si no podrían quedar restos debido a la capacidad de absorción del material. Un buen truco es aplicar sobre la mancha agua oxigenada y luego aclarar con agua fría, esto nos ayudara a limpiar la sangre más fácilmente.

Limpiar sangre en ropa y tapicerías

Es habitual que las manchas de sangre se produzcan sobre tejidos, sobre todo sobre la ropa. En estos casos también utilizaremos exclusivamente agua fría, junto con jabón o detergente, frotaremos ligeramente la mancha de sangre y después lavamos la prenda con normalidad en la lavadora añadiendo nuestro detergente habitual. Es conveniente en determinados tejidos tratar la mancha previamente en seco, aplicando sobre ella una generosa cantidad de talco o sal, y frotando cuidadosamente para absorber y devastar la mancha. El polvo de talco es muy eficaz por su capacidad de absorción, la sal por su parte absorbe y desgasta la mancha.

También existen en el mercado quitamanchas y detergentes específicos para manchas de sangre y otras manchas difíciles de eliminar con los que conseguiremos un acabado más eficaz:

  • Si nos decantamos por la opción del quitamanchas, seguiremos cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  • En el caso del detergente, haremos una pasta mezclándolo con agua y la aplicamos directamente sobre la mancha de sangre, finalizamos metiéndolo en la lavadora sin aclararlo. Si tenemos que realizar la limpieza de una mancha de sangre seca remojaremos previamente las prendas con detergente y frotamos con cuidado, posteriormente aplicamos la pasta hecha con detergente y agua y acabamos lavando la prenda en la lavadora. La sangre seca es difícil de eliminar, por lo que puede ser necesario repetir el proceso para quitar la mancha completamente.

La limpieza en seco se hace necesaria sobre tapicerías, colchones o moquetas, ya que estos no pueden empaparse y por lo tanto no podremos aplicar soluciones con agua y productos líquidos. En estos casos aplicaremos talco, sal o quitamanchas; pero también podemos aplicar una pequeña cantidad de agua oxigenada al final del proceso y dejar secar. Como alternativa podemos recurrir a un limpiador especifico en espuma, que no empapará el material y se retira con facilidad.

Si necesita asesoramiento a la hora de tratar manchas de sangre, puede contactar con Geindepo para solucionar sus dudas. Tenga en cuenta que la limpieza de manchas de sangre grandes debe ser realizada por profesionales. En Geindepo tenemos una larga experiencia en limpiezas traumáticas y puede contactar con nosotros si este es su caso, podemos ofrecerle asesoramiento personalizado en casos de limpiezas de este tipo.

 

Como limpiar manchas de sangre en suelos y textiles
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.