Algunos consejos para limpiar el polvo de casa

Limpiar el polvo de un hogar es quizá la tarea de limpieza doméstica más habitual, si queremos mantener nuestra casa lo más libre posible de polvo, hay algunos consejos que podemos seguir, no obstante, esto no evitará que el polvo vuelva a acumularse en poco tiempo, haciéndonos repetir el proceso.

El polvo doméstico puede estar formado de diferentes partículas muy distintas dependiendo de la estancia de la casa en la que estemos o incluso el área geográfica y la estación del año. Por ejemplo en primavera es habitual que una parte del polvo domestico este formado por el polen de árboles y vegetación cercana a nuestro hogar, pero también es habitual la arena, pequeñas partículas de piel humana y sobre todo de pelo, tanto de personas como de mascotas. Evidentemente no podemos evitar la formación de esa molesta capa de polvo sobre las superficies de nuestra casa, pero si podemos prevenir su temprana aparición siguiendo los siguientes consejos.

limpieza de polvo domestico

Como prevenir la aparición de polvo

En cuanto a prevenir la aparición del polvo, es importante saber que los elementos textiles y las tapicerías, tales como sofás, colchas, sabanas, cortinas, alfombras… son propensos a acumular polvo, ya que su estructura fibrosa retiene las partículas más finas; asimismo, los textiles desprenden normalmente pequeñas fibras que también forman parte del polvo doméstico. Para prevenir la aparición de polvo en nuestro hogar aspiraremos y lavaremos todos estos elementos con regularidad, para retirarles la mayor cantidad posible de polvo.

En el caso de sufrir alergia al polvo o a los ácaros que lo habitan, una buena solución es prescindir de alfombras y moquetas, y tener sofás y cojines acabados en cuero o piel sintética, son más sencillos de limpiar y no retienen tanto polvo.

Aspiradoras

El mejor método contra el polvo es contar con una buena aspiradora; encontraremos en el mercado muchos modelos distintos de aspiradoras, es recomendable hacerse con una que tenga potencia suficiente para aspirar a cierta distancia del suelo, así como disponer de filtros adecuados para retener todo tipo de partículas, los filtros de agua o los aspiradores con tecnología ciclónica son las mejores opciones si queremos librarnos de la mayor cantidad posible de polvo.

Además, actualmente muchas aspiradoras incluyen accesorios para aspirar tapicerías, así como para aspirar cualquier tipo de superficie, esto resulta muy útil y conseguiremos una limpieza en seco bastante eficaz.

aspiradores para polvo

Si dispones de presupuesto suficiente, existen en el mercado pequeñas aspiradoras robóticas que realizan una estupenda labor de mantenimiento, pero esto no evita que tengamos que limpiar el polvo de vez en cuando, aunque si resultan muy útiles para ayudarnos a mantener el polvo a raya, especialmente recomendadas si tenemos mascotas.

Limpieza manual

Las superficies delicadas, así como todos aquellos lugares a los que no podamos acceder con el aspirador, es recomendable limpiarlas con un trapo o bayeta de microfibra humedecido con una solución de agua y jabón o algún producto específico.

Realizaremos con la bayeta movimientos envolventes enjuagándola cada vez que sea necesario para no esparcir el polvo en lugar de quitarlo. Es importante tener en cuenta limpiar las superficies de las más altas a las más bajas, terminando por el suelo, de otro modo, el polvo acabara depositado en lugares que hemos limpiado previamente, alargando el trabajo o haciéndolo poco eficaz.

Las mascotas

Si tenemos mascotas, como perros o gatos, es normal que suelten pelo con regularidad, al igual que las personas, para minimizar la acumulación de pelo en los rincones de nuestro hogar cepillaremos a nuestra mascota con regularidad con un cepillo especial para mascotas, así evitaremos la formación de grandes pelusas en poco tiempo tras la limpieza.

el polvo y las mascotas

Regularidad de la limpieza

Por último, quizá lo más importante para mantener nuestro hogar libre de polvo es la regularidad con la que dedicamos un rato a retirarlo y limpiar nuestra casa, de no hacerlo, en pocos días se forman las conocidas pelusas, las cuales pueden llegar a acumularse en los rincones de nuestro hogar en grandes montones, especialmente bajo la cama, sofás y zonas por donde no se suele pisar.

Es recomendable limpiar un poco cada día, especialmente aquellas zonas de mayor uso en el hogar, como la zona del salón, o la mesa donde comemos. Complementariamente, limpiaremos por lo menos una vez por semana todas las superficies, así como pasando la aspiradora y fregando el suelo para eliminar manchas y dejarlo brillante y limpio. Solo limpiando regularmente conseguiremos mantener nuestro hogar libre de polvo.

La limpieza del polvo es fundamental si somos alérgicos o tenemos cualquier afección respiratoria, si no lo somos, no por ello vamos a retirarlo con menos frecuencia, ya que un hogar limpio es un entorno sano y relajante para toda la familia, y la limpieza del polvo es imprescindible si queremos que nuestra casa posea una imagen limpia e higiénica.

Limpiar el Polvo de Casa de una Vez por Todas
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.