Limpiar suelos de tarima flotante

Fregar un suelo y dejarlo limpio y brillante es una actividad cotidiana, sin embargo, cada tipo de suelo requiere unos cuidados específicos y unos productos de limpieza le vendrán mejor a un tipo de suelo que otros. Si lo que queremos es un acabado limpio y brillante en la limpieza de nuestro suelo hemos de observar el material concreto y posteriormente aplicar un producto específico para ello.

Como empresa de limpieza que somos, uno de nuestros problemas cotidianos es enfrentarnos a los diferentes tipo de suelos que tienen nuestos clientes, es por ello que queremos explicarte como se ha de tratar y limpiar un suelo de tarima flotante, tan común en las construcciones de hoy en día.

En el caso de la limpieza de suelos de tarima flotante y laminados, lo primero que tenemos que observar es si nuestra tarima es de madera natural, o por el contrario si es un material sintético, que usualmente imita el veteado de la madera.

Hay que tener presente siempre este detalle, ya que un suelo de madera natural nos exigirá una limpieza más pormenorizada, debido a que es un material poroso, y tiene una gran capacidad de absorción de agua y otros líquidos; de la misma manera lo haremos con un suelo de parquet, ya que el material es el mismo. Un buen truco para evitar estos problemas es secar el suelo después de fregarlo, ya sea con la propia fregona o con una bayeta consiguiendo así un acabado más brillante.

De la misma manera procederemos en caso de un suelo de tarima sintético, ya que aunque no se trate de un material poroso, si puede absorber el agua o cualquier líquido a través de las juntas de las láminas, provocando que este se hinche y echando a perder nuestro suelo, si bien no es tan exigente como la madera natural.

Herramientas necesarias para limpiar suelos de tarima

Las herramientas necesarias para la limpieza de suelos de tarima flotante son generalmente:

  • Un paño limpio de microfibra, el cual utilizaremos exclusivamente para el suelo, y cuya función es retirar el polvo acumulado en el suelo. Es recomendable el uso de una mopa a la que acoplaremos el paño, de este modo facilitamos mucho la limpieza evitando tener que mantener una postura incomoda durante la limpieza del suelo. Existen en el mercado distintos tipos de mopas para suelos, algunas de ellas permiten la utilización de paños de microfibra desechables, lo cual es una ventaja si queremos conseguir un buen acabado. Los recambios de microfibra para mopas son baratos y nos ahorran el hecho de estar retirando el polvo del paño constantemente.
  • Un trapo o bayeta  que utilizaremos para las manchas más persistentes que se queden adheridas al suelo, hay que tener en cuenta que cualquier líquido vertido sobre nuestro suelo dejará una fea mancha o incluso una marca que si no eliminamos rápidamente puede estropear el acabado de nuestro suelo. Si nuestro tipo de suelo es especialmente delicado, podemos sustituir el trapo o bayeta por una esponja evitando así posibles marcas o rayajos.
  • Una fregona y un cubo con agua para el acabado final. Hay que tener en cuenta que existen fregonas de diferentes materiales y formas en el mercado, elegiremos aquella que se adapte mejor a nuestras preferencias y necesidades, aunque una fregona de microfibra es lo más recomendable para la tarima flotante, debido a su gran capacidad de absorción de agua; tengamos en cuenta que un suelo de tarima flotante nunca debe encharcarse ni mojarse demasiado, ya que la absorción de agua por las juntas podría provocar que el suelo se hinche y lo estropearíamos.

Productos para la limpiar tarima flotante

Los productos necesarios para la limpieza de nuestro suelo varían según nuestros gustos o preferencias, por lo general siempre añadiremos al agua de fregado algún producto, ya sea un producto limpiador específico para suelos de madera y tarimas, o algún otro como amoniaco o algún detergente o jabón específicos para este fin.

Tengamos en cuenta que estos productos han de utilizarse siempre rebajados con agua en una proporción de más de un 90 % de agua y siempre seguiremos las instrucciones del fabricante. Por lo general, añadiremos un pequeño chorro del producto y con eso será suficiente. Hay que ser especialmente cuidadosos con los más agresivos como el amoniaco, que nunca debemos mezclar con otros productos de limpieza porque podríamos provocar una reacción química, además hemos de tener en cuenta que solo usaremos productos como el amoniaco si lo que queremos es una limpieza que desinfecte profundamente el suelo, esto puede ser muy útil, pero no deben usarse siempre que freguemos el suelo ya que son muy agresivos con el material, especialmente con la madera.

Por lo general, un producto limpiador específico para suelos de madera y tarima será lo más recomendable, siempre en la proporción que nos indique el fabricante. No obstante existen trucos caseros que pueden sustituir estos productos.

  • Uno de ellos es el vinagre; altamente recomendado para suelos de madera natural, desinfecta y deja un acabado brillante, lo añadiremos en una proporción de un tercio sobre dos tercios de agua. Elegiremos siempre un vinagre blanco, ya que no queremos que deje marcas oscuras cuando lo apliquemos. También podemos utilizar la mezcla para llenar un pulverizador en spray y usarlo para limpiar nuestros muebles de madera, el acabado será inmejorable.
  • El zumo de limón también es una buena opción, es desinfectante y no deja un olor tan persistente como el vinagre. El limón funciona especialmente bien sobre manchas pegajosas en el suelo y lo podemos aplicar directamente sobre el suelo y luego retirarlo con la bayeta o la esponja.

Lo mejor de estos productos es que son totalmente naturales y se recomienda su uso especialmente si tenemos mascotas o niños pequeños, ya que no son tan agresivos como las opciones comerciales más usuales. Eso sí, tengamos en cuenta que ambos son productos ácidos,  los rebajaremos siempre con agua antes de aplicarlos y secaremos el exceso después de la aplicación con la bayeta destinada para este uso.

Los servicios de limpieza de Geindepo pueden ayudarle y aconsejarle acerca de cualquier tipo de tratamiento de suelos.

Finalmente, recordar nunca encharcar vuestro suelo laminado o de tarima flotante, secar siempre el exceso de agua y limpiador hará que el acabado sea más brillante y sin marcas de agua, con esto conseguiréis una limpieza optima de vuestro suelo.

Consejos para la limpieza de suelos de tarima flotante
Valora este servicio

Comentarios

  1. Ruth

    Unas recomendaciones estupendas. Los suelos de parquet necesitan un cuidado específico para mantener su brillo y duración. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.