Hacer una obra o una reforma en cualquier inmueble siempre trae muchos quebraderos de cabeza. Aunque solo se trate de hacer un lavado de cara a un piso. Por eso lo normal es que queramos verlo todo terminado y limpio lo antes posible. Te contamos cómo quitar la pintura del suelo para lograr tener el espacio listo para entrar a vivir en el menor tiempo posible.

1. Evita que se sequen los restos de pintura del piso.

Es fundamental retirar las gotas de pintura del suelo antes de que lleguen a secarse, ya que entonces será mucho más complicado eliminarlas por completo. Sin embargo, cada tipo de pintura requiere una manera de limpiar este tipo de manchas.

  • Para limpiar manchas frescas de pintura con base de agua es importante eliminar en primer lugar el exceso de pintura con ayuda de un papel absorbente como el que usamos en la cocina. A continuación humedece la zona con una mezcla de agua caliente con jabón para acabar con la mancha por completo. Por último seca el suelo con un paño limpio o un trozo de papel.
  • En el caso de la pintura acrílica o plástica las manchas puede ser mucho más difíciles de eliminar si dejamos que se sequen. Si cae pintura al pintar las paredes usa una espátula plana para quitar el exceso de pintura. Ten cuidado de no rayar el suelo, sobre todo en superficies de madera. Después humedece un paño con disolvente y pásalo por la mancha hasta eliminarla.

restos de pintura

2. Usa disolventes específicos para cada tipo de pintura.

Si contratas a un profesional para la limpieza fin de obra lo normal es que cuente con productos específicos para limpiar las manchas de pintura de toda clase. Sin embargo, si vas a hacer por tu cuenta recuerda que hay distintos tipos de pintura y cada una necesita unos productos especiales para retirar sus restos correctamente. Por lo tanto, lo mejor es seguir siempre las recomendaciones del fabricante y adquirir el disolvente recomendado por la marca.

3. Cómo quitar las manchas de pintura en el suelo secas.

Muchas veces nos encontramos con manchas secas que hay que retirar días después de que hayan terminado los pintores. En este caso quitar la pintura del suelo sin ayuda de una empresa de limpieza puede ser un poco más complicado pero no imposible.

  • Si se trata de pintura al agua usa una espátula para ir retirando la pintura poco a poco. Recuerda hacerlo siempre en la misma dirección. Cuando hayas quitado todo lo posible usa una escoba para retirar los residuos de pintura seca. Y a continuación usa agua tibia con jabón para acabar con cualquier resto que pueda quedar.
  • La pintura plástica puede ser más resistente pero el procedimiento es similar. Con ayuda de una espátula quita toda la pintura que puedas. Después pasa un trapo con disolvente por la mancha. Es posible que tengas que frotar varias veces para acabar del todo con los restos.