Trucos para mantener un suelo brillante y limpio

La limpieza de suelos es uno de los aspectos principales dentro del mantenimiento de cualquier tipo de inmueble. Para limpiar el suelo es importante que tengamos en cuenta varios aspectos, así conseguiremos un buen acabado y una buena conservación de nuestro suelo.

En primer lugar, hay que saber cada cuánto tiempo puede necesitar una limpieza nuestro suelo; en el caso de entornos laborales o zonas de paso de cualquier otra instalación, la limpieza debe ser diaria ya que es necesario que el suelo luzca limpio, tanto por higiene como por imagen; en casos como domicilios privados y espacios con menos uso, la limpieza del suelo puede hacerse una o dos veces a la semana. Es importante que observemos cuando necesita nuestro suelo una limpieza o un tratamiento específico.

La limpieza diaria consiste en un tratamiento básico en el que se procede al aspirado o barrido y posteriormente es necesario fregar con una solución de agua y un producto limpiador específico, para finalmente dejar secar completamente. De este modo conseguiremos un buen acabado y una limpieza eficiente. En Geindepo usamos detergentes de la marca Disarp, disponen de productos específicos para cada tipo de suelo, son no abrasivos y cumplen con las normas de salud públicas.

Posteriormente, hay que saber de qué material es el suelo, y cuál es el producto que mejor se adapta a las necesidades de este. Existen suelos de una gran variedad de materiales y cada uno ha de ser tratado con exclusividad. Por esto es muy recomendable que para instalaciones grandes, como comunidades u oficinas, cuente con una empresa especializada en limpieza que sea capaz de cuidar y limpiar nuestro suelo como se debe. En Geindepo, le ofrecemos nuestros servicios de limpieza, en los que trataremos los suelos de su inmueble de forma pormenorizada, consiguiendo asi que duren muchos años con un aspecto inmejorable.

limpieza de suelos con mopa

Mopas con gasa o microfibra para atrapar el polvo

 

Por ejemplo, los suelos de parquet es recomendable aspirarlos o pasar una mopa de microfibra que retenga el polvo, posteriormente hay que fregarlos con agua y un producto especial para madera (la fregona muy bien escurrida) y dejarlo secar. No hay que aplicar demasiada agua sobre la madera, ya que es porosa y podría hincharse. Del mismo modo hemos de proceder en el caso de suelos de gres, sintéticos o de tarima flotante. Un buen truco para estos materiales es secarlos manualmente con una mopa o una fregona limpia y seca, así conseguiremos un acabado brillante y perfecto.

Pero existen materiales mucho más exigentes, como el mármol o la moqueta, en este último caso; la moqueta debe aspirarse con regularidad y las manchas han de tratarse rápidamente para que no dejen una fea marca. Los citados materiales son más complejos de limpiar y mantener, no dude en consultarnos acerca de cualquier problema que tenga con la limpieza de su suelo, la moqueta por ejemplo requiere procedimientos específicos para cada tipo de mancha; si no dispone de las herramientas y los productos específicos para tratar la mancha, es preferible que cuente con nosotros para eliminarla, ya que de otro modo le resultara muy difícil esta labor.

Finalmente, hemos de tener en cuenta que todos los suelos necesitaran cada cierto tiempo un tratamiento y limpieza en profundidad, este es un trabajo complejo y es muy recomendable que cuente con profesionales que le aseguren un buen resultado. El terrazo y el mármol, por ejemplo, han de ser pulidos y abrillantados cuando observemos que la limpieza diaria no recupera su brillo tan característico. Lo mismo sucede con el parquet y la madera, han de ser encerados con una cera específica para madera, de lo contrario, se deteriorará rápidamente y perderemos su aspecto uniforme y brillante.

Lo mismo sucede con las moquetas y alfombras, si no son bien aspiradas y limpiadas con maquinaria especifica se estropearan y tendremos que sustituirlas, además de convertirse en un foco de bacterias y ácaros, que podrían resultar perjudiciales para nuestra salud. Por ello es necesario que por lo menos una vez al año les hagamos un tratamiento de limpieza y desinfección que les devuelva su aspecto original y que nos asegure un ambiente higiénico y seguro.

Trucos para mantener un suelo brillante y limpio
Valora este servicio

Comentarios

  1. Emilio

    Totalmente de acuerdo, para conseguir una limpieza profesional hay que usar productos profesionales y adecuados, pero no sólo por eso sino para que además en este caso que hablamos de suelo se además de estar limpio se conserve de forma adecuada.
    Para las moquetas pienso que no hay nada mejor que una máquina lavamoquetas de la marca Eurosanex. Nosotros usamos una junto con un secamoquetas también Eurosanex y nos va de maravilla.
    ¿Habéis probado alguno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.