Tips para la limpieza y mantenimiento de oficinas

Un ambiente limpio e higiénico es fundamental en un espacio de trabajo. Nos asegura que los trabajadores puedan desarrollar su trabajo con mayor confort, en un espacio libre de suciedad, patógenos y olores que impidan el normal desarrollo del trabajo. Es por esto que la limpieza e higiene en oficinas es fundamental. Trabajar en un ambiente limpio y ordenado ayuda a que las labores que se realizan se hagan de forma más eficiente, y creamos un lugar en el que los trabajadores se sienten más cómodos.

Podemos diferenciar dos áreas en este aspecto, por un lado está el mantenimiento de las instalaciones, que nos asegura un correcto funcionamiento y estado de todos los equipos y mobiliario de la oficina. Por otro lado encontramos la limpieza, que se encarga de crear un ambiente aséptico y cómodo fundamental para el normal desarrollo del trabajo.

Claves para el mantenimiento de oficinas

Lo recomendable para llevar a cabo un correcto mantenimiento de oficinas es contar con una empresa especializada en la materia. Una empresa especializada y profesional que plantee un plan para el mantenimiento de la oficina consistente en actuar sobre los equipos e instalaciones en dos vías diferentes.

El mantenimiento preventivo de oficinas

El mantenimiento preventivo de oficinas se corresponde con dos labores que hay que diferenciar:

En primer lugar es necesario analizar todas las instalaciones presentes en la oficina y evaluar su estado para planear correctamente su mantenimiento. A este proceso se le conoce como mantenimiento predictivo, se realiza una evaluación de la instalación eléctrica, la fontanería y la climatización para saber su estado con detalle. A partir de ahí se observa cualquier incidencia y si es necesaria alguna reparación. El objetivo de esta fase del mantenimiento es diseñar un plan concreto para cada instalación en cuanto a su mantenimiento habitual.

mantenimiento y limpieza de oficinas

En segundo lugar nos encontramos con el trabajo habitual en que se basa un buen mantenimiento preventivo de la oficina. Este trabajo se basa en realizar inspecciones periódicas en base a los datos obtenidos durante el proceso anterior. La revisión habitual de cada instalación permite detectar averías o daños antes de que se produzcan, ahorrando molestias y permitiendo un desarrollo normal del trabajo. El mantenimiento preventivo requiere en ocasiones de trabajos que impiden el uso de determinados elementos, por ejemplo los ascensores o la climatización. Por eso es importante tener un plan previo de actuación que especifique el realizar estos trabajos fuera del horario laboral de la oficina.

El mantenimiento correctivo en oficinas

El mantenimiento correctivo se basa en la revisión diaria de las instalaciones, comprobar que todo funciona correctamente y reparar cualquier posible avería o incidencia que surja con eficacia y rapidez. Es fundamental contar con un equipo de profesionales que sean capaces de realizar una actuación inmediata en caso de producirse cualquier tipo de avería. Solo así conseguimos que la oficina sea un lugar óptimo para el desarrollo del trabajo.

Hay que tener en cuenta que determinadas instalaciones de la oficina reciben un uso constante y esto produce su rápido deterioro. Por ejemplo los interruptores de la luz o la grifería de los servicios requieren de una revisión y mantenimiento constantes para evitar que dejen de funcionar correctamente.

Del mismo modo se debe actuar sobre los elementos de seguridad activa y pasiva de el lugar de trabajo. Extintores, señalización para evacuación de emergencia, bandas antideslizantes en escaleras, etc. Estos elementos requieren de una supervisión constante para comprobar que todo se encuentra en perfecto estado y sustituirlo si es necesario. La normativa sobre prevención de riesgos laborales específica que este trabajo debe hacerse, de no hacerlo podríamos incurrir en una negligencia por no respetar las debidas condiciones de seguridad laboral.

limpieza de mobiliario de oficina

 

Puntos importantes en la limpieza de oficinas

La limpieza de oficinas es sumamente importante, tanto para los trabajadores que podrán desempeñar sus funciones en un ambiente confortable e higiénico; tanto para personas externas, visitas o clientes que acudan a ella, contar con una oficina limpia y ordenada es fundamental para dar imagen de seriedad y profesionalidad en el trabajo.

A la hora de limpiar oficinas, hay que seguir unos protocolos y técnicas concretos, así como prestar atención a cada equipo, superficie y material para evitar su deterioro o avería. Una empresa profesional especializada en limpieza de oficinas le ofrecerá un amplio catalogo de servicios orientados a la perfecta higienización de cada elemento en concreto. Contar con el equipo y los productos necesarios para llevar a cabo la limpieza requiere de una planificación previa, por eso es recomendable que deje este trabajo en manos de profesionales especializados.

También hay que tener en cuenta aspectos como la retirada de los residuos, el vaciado de papeleras, etc. Para mantener la oficina en óptimo estado de limpieza y sin ninguna clase de olor desagradable.

A continuación mostramos un decálogo de las actuaciones concretas para cada estancia, equipo y material de oficina

limpieza de oficinas con suelo de madera

Limpieza de mobiliario

La limpieza del mobiliario y las superficies es necesaria para mantener la higiene y el ambiente aséptico que debe formar parte de un espacio de trabajo. Es necesario retirar el polvo con un paño de microfibra en seco y posteriormente repasar la superficie con otro paño acompañado de un producto desinfectante.

Es importante tener en cuenta las características del material sobre el que se trabaja. Usualmente el mobiliario de oficina es de aglomerado con un acabado en melamina plástica. Para limpiar este tipo de superficies es suficiente con el procedimiento estándar.

De tratarse de muebles de madera natural barnizada o encerada el procedimiento cambia, tras la retirada del polvo se debe aplicar un producto neutro que no dañe la capa superficial del material, al mismo tiempo que lo abrillanta.

Para elementos tales como sillas o sofás de tapicería es necesario actuar pormenorizadamente sobre ellos. Este tipo de mobiliario tiende a acumular polvo y suciedad y necesita de una actuación pormenorizada. Para limpiarlos debe utilizarse un aspirador con el que repasar toda la superficie. Cada cierto tiempo requieren de un mantenimiento con un limpiador especial para tapicerías que asegure su durabilidad y recupere su aspecto inicial. En el caso de tapicerías de piel se realiza también un aspirado que retire el polvo de todos los rincones y posteriormente aplicar un producto hidratante específico para pieles.

limpieza de equipos informaticos de oficinas

Limpieza de equipo informático y aparatos electrónicos

Debido a la sensibilidad hacia el agua y otros productos de los componentes electrónicos, su limpieza ha de hacerse con sumo cuidado. Además, tienden a atraer el polvo y debido a su uso por parte de muchas personas pueden ser un foco de transmisión de patógenos. Debido a todo esto se debe efectuar una limpieza pormenorizada de estos elementos.

Para la limpieza de equipos informáticos es necesario en primer lugar retirar el polvo con un paño de microfibra seco, que se utiliza exclusivamente para esta labor. Se puede rociar el paño con un producto antiestático que prevenga de que el polvo se deposite de nuevo sobre el equipo con rapidez. Para la desinfección del equipo se utiliza un paño con un producto desinfectante no agresivo, es importante no rociar directamente sobre el equipo, sino rociar el paño y posteriormente pasarlo para evitar que el producto acabe introduciéndose en el interior del equipo y acabe dañándolo.

Hay que prestar también atención a la limpieza de elementos como los teléfonos, ya que son usados por muchas personas y tienden a ser focos de patógenos. La limpieza con un producto desinfectante sobre estos equipos nos ayudara a prevenir la propagación de enfermedades en la oficina.

limpieza de baños de oficinas

Limpieza de baños y sanitarios

Los baños de la oficina son utilizados con mucha regularidad y requieren de una limpieza constante. La limpieza de los baños y sanitarios de una oficina es fundamental para su normal uso y crear un ambiente confortable para los trabajadores o cualquier persona que tenga que hacer uso de ellos. La frecuencia con la que se limpian depende del volumen de personas que los utilicen a diario pero puede llegar a ser necesario realizar la limpieza dos y tres veces al día.

Para la limpieza del baño es necesario utilizar productos desinfectantes, así como bayetas o paños que solo se usen para este trabajo. Es necesario tratar cada superficie por separado, prestando atención a los sanitarios, que deben estar siempre limpios y brillantes. Repasar las superficies y secar el exceso de agua, así como limpiar espejos, pomos de puertas y otros elementos que pasan desapercibidos pero que hay que tener en cuenta.

Todo debe limpiarse para dejar el baño con un ambiente totalmente aséptico y libre de olores. Asimismo, es necesario reponer el papel higiénico, las toallas secantes y el jabón para asegurar de que todas las instalaciones cumplen correctamente su función.

Aspirado de suelo de moqueta de oficinas

Limpieza de suelos

El suelo es uno de los elementos a los que se debe prestar mayor atención en la limpieza diaria de una oficina. Cada tipo de suelo tiene sus exigencias, así que no se puede establecer un protocolo general de actuación, hay que tratar cada material debidamente para mantenerlo correctamente.

En el caso de suelos de mármol hay que retirar el polvo con mopas de microfibra, el mármol no debe tratarse nunca aplicando demasiada agua sobre el. El fregado se realiza siempre sin empapar el material y con un producto especifico que respete las cualidades del mármol y no estropee su acabado. Del mismo modo hay que actuar con suelos de piedra pulida o terrazo. Asimismo estos materiales necesitan de un mantenimiento específico cada cierto tiempo, así como un abrillantado periódico.

Los suelos de madera deben tratarse retirando el polvo con una mopa y realizando un fregado con poca agua al que se añade un producto especial para madera natural. En caso de materiales sintéticos que imitan la madera, como la tarima, son algo menos exigentes pero igualmente no soportan el encharcamiento. Un producto limpiador especial para materiales sintéticos será suficiente para dejarlos en perfecto estado de limpieza y brillo.

Los suelos de baldosas o gres resultan poco exigentes, un aspirado del polvo y un fregado con un producto desinfectante son adecuados para dejarlos completamente limpios.

Por último, los suelos de moqueta deben ser aspirados con regularidad y en profundidad. Periódicamente se debe efectuar un mantenimiento que incluya un tratamiento en mojado que desinfecte e higienice el material.

Pida presupuesto, para la limpieza de su oficina.

Como puede apreciar, la limpieza y mantenimiento de oficinas es un trabajo complejo al que se debe prestar la atención necesaria. Contar con una empresa especializada en limpieza de oficinas le garantiza una oficina que siempre este perfectamente limpia, así como las mejores condiciones de higiene y desinfección para los trabajadores.

En Geindepo somos especialistas de la limpieza de oficinas, ofrecemos servicios integrales de mantenimiento y limpieza de zonas de trabajo. También contamos con una empresa amiga con grandes profesionales a su servicio para la limpieza de oficinas en Alcobendas. Puede contactar con nosotros y pedir presupuesto sin ningún compromiso.

Tips para la limpieza y mantenimiento de oficinas
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *