Mudanzas: Servicios a tener en cuenta

Las mudanzas suelen ser procesos que crean estrés y dolores de cabeza. No solo es dejar un hogar atrás, empaquetar todos tus objetos personales e incluso deshacerte de otros, sino que también supone acondicionar el nuevo espacio para que consiga tener de nuevo la esencia de hogar.

Por eso es importante tener en cuenta varios aspectos a la hora de hacer una mudanza, más allá de empaquetar y seleccionar aquello que queremos y que no queremos, el usuario deberá tener en cuenta ciertos aspectos, como:

  • La empresa con la que se va a realizar la mudanza. Esta deberá ofrecerte unas condiciones y una seguridad a la hora de realizar el proceso de mudanza, como un seguro en caso de daños o pérdida de objetos.
  • Tener el cuenta el cambio de titularidad de los suministros o las tarifas de luz y gas que deberás contratar en tu nuevo hogar.
  • Realizar una limpieza del nuevo hogar previa.
  • Cambiar las cerraduras del nuevo domicilio para evitar cualquier contratiempo o percance y aumentar así la seguridad del nuevo hogar.

Para agilizar el proceso de mudanza, es importante organizarse y contar con los mejores profesionales que te ayuden no solo a empaquetar, sino también a deshacerte de aquello que ya no necesites y llevarlo a algún punto verde.

Dentro de la organización, se encuentra la posibilidad de almacenar en un guardamuebles o trastero aquello que no será necesario por el momento en el nuevo hogar. Esto te permitirá organizar de una manera más rápida tu nuevo espacio, sin necesidad de tener tantas cajas y muebles por el medio.

¿Cómo cambiar de titularidad los suministros?

En primer lugar, es importante saber si los suministros han sido dados de alta o no. En caso de que ya hayan sido dados de alta y solo sea necesario cambiar de titular, el cliente deberá llamar a la compañía y solicitar el cambio.

Para este proceso, las compañías suelen pedir una serie de documentos que ayudarán a agilizar los trámites. Este proceso puede hacerse online o por teléfono, dependiendo de la compañía.

A continuación te nombramos los documentos necesarios para cambiar de titular de la luz o el gas:

  • Documento nacional de identidad, pasaporte o CIF
  • Número CUPS que podrá encontrarlo en una factura antigua o solicitarlo a la compañía.
  • Dirección postal del domicilio
  • Número de cuenta bancaria en la que se domiciliarán los recibos. En este caso, se aconseja que sea el mismo que en el titular del contrato.
  • Información sobre la nueva tarifa que desea contratar.
  • En algunas comercializadoras también se exige acudir o presentar algún documento del anterior titular. Por lo que, esta parte también tendrás que tenerla en cuenta.

Por último es importante asegurarse que los suministros del nuevo hogar se encuentran en perfectas condiciones. En algunas ocasiones se han encontrado que la instalación no se adapta a la normativa vigente publicada en el Real Decreto 314/2006, en la que se marcan los requisitos que deben tener las instalaciones de luz y gas en las viviendas actuales.