Solución ecológica para el limpiar de acero inoxidable

El acero inoxidable es un material muy utilizado últimamente para acabados en electrodomésticos y frentes de cocina. En cocinas de restaurantes es habitual encontrarlo por todas partes, encimeras, baldas, etc. Esto es debido a su nula porosidad y a su extrema resistencia. Es un material extremadamente versátil, no obstante es difícil dejarlo perfectamente limpio, sin huellas ni marcas de agua. Además es habitual encontrar rayones y marcas en su superficie, lo que no afecta a la funcionalidad del material, pero si a su estética. A continuación te contamos una buena manera para limpiar y pulir el acero inoxidable y devolverlo a su estado original.

En el mercado encontrarás muchas soluciones para abrillantado y pulido de acero inoxidable y materiales similares; no obstante suelen estar compuestos de fuertes productos químicos nada recomendables para la salud. Por eso las soluciones que te ofrecemos aquí son totalmente ecológicas y sostenibles, con productos naturales que podrás encontrar fácilmente.

Consejos y trucos para la limpieza de acero inoxidable

  • Lo primero es saber que tipo de acero inoxidable quieres limpiar. Hay algunos tipos que deben ser tratados y otros que se limpian fácilmente con una pasada. Aunque en general el acero inoxidable que todos conocemos tiende a mostrar fácilmente arañazos, imperfecciones y marcas de agua.
  • Es importante trabajar sobre la superficie del acero. El acero inoxidable es un acero regular recubierto con una capa inoxidable; normalmente formada por cromo o níquel; y al que posteriormente se aplica un pulido o cepillado.
  • Debido a que la superficie del acero se cepilla es muy sencillo pulir arañazos y rasguños con un grano apropiado de papel de lija. En la mayoría de ferreterías encontrarás kits para pulido de acero inoxidable. Trabajar la superficie no solo reduce los antiestéticos arañazos; sino que eliminamos las pequeñas partículas de grasa que quedan atrapadas en ellos.

limpiar acero inoxidable

Como limpiar y abrillantar el acero inoxidable

  1. Empezar por una limpieza en profundidad es el primer paso; aplica generosamente una solución de agua y zumo de limón para desengrasar la superficie. Frota la solución con un paño suave o un estropajo por la parte de la esponja. Un buen truco es usar agua caliente, conseguirás desengrasar la superficie con mayor facilidad.
  2. A continuación puedes secar con papel absorbente, y mientras esta ligeramente húmedo frotar bien con un paño de microfibra para sacarle brillo.
  3. Si aun así no quedas satisfecho con el resultado puedes aplicar una gota de aceite sobre la esquina de un paño seco; extenderlo bien y luego dar una pasada con la parte sin aceite del paño frotando profusamente hasta sacarle el brillo.

limpiar fregadero de acero inoxidable

Como puedes ver, con productos sencillos y trabajo puedes conseguir que tus superficies de acero inoxidable queden como nuevas. En Geindepo tenemos experiencia en limpieza de cocinas de restaurantes, y habitualmente recomendamos seguir estos trucos a los propietarios para mantener bien sus superficies de acero inoxidable.

Solución ecológica para el pulido de acero inoxidable
Valora este servicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.