Usos y aplicaciones de la lejía en el hogar

Usos y aplicaciones de la lejía en el hogar
Índice

La lejía se encuentra en el hogar de casi todos los españoles y se usa como principal limpiador, blanqueador y desinfectante. Su fórmula se deriva del hipoclorito de sodio, componente activo capaz de eliminar bacterias, virus y restos de materia orgánica.

Mujer aclarando paño con lejía

Aunque, esto también genera inconvenientes, ya que su uso con cierta frecuencia aumenta los riesgos de problemas respiratorios. A la vez, reducir su uso también beneficia al cuidado del medio ambiente.

Usos de la lejía en el hogar

  • Se usa para la limpieza y desinfección de superficies. Si te estabas preguntando cómo desinfectar la casa, esta es la mejor solución: cualquier marca de lejía puede utilizarse como limpiador general del hogar para una correcta desinfección, ya que son capaces de destruir virus y bacterias. Es perfecta para limpiar los pomos de las puertas, los grifos, timbres o electrodomésticos, entre otros. Se recomienda aplicar sobre la superficie, dejar actuar 15 minutos y después aclarar con agua.
  • Se usa para eliminar malos olores. La lejía es un excelente desodorizante, pues no solo es capaz de destruir gérmenes, sino que también rompe las sustancias malolientes producidas por éstos.
  • Para desinfectar y blanquear el inodoro. La lejía es el principal desinfectante en el hogar, acaba con los gérmenes que habitan en tu inodoro. La lejía te ayuda, además, a recuperar el blanco de fregaderos, lavabos y bañeras.
  • Para blanquear la ropa y quitar manchas. La lejía es un excelente blanqueador y quitamanchas siempre que la prenda lo permita. Consulta la etiqueta del tejido y, antes de aplicarla, haz la prueba en una esquina.
  • Se usa para eliminar el moho. La humedad favorece la aparición del moho, que puedes limpiar fácilmente con lejía y detergente, incluso en las juntas de baldosas y azulejos.
  • Para desinfectar la nevera. El frigorífico puede acumular un gran número de gérmenes. Si lo limpias con lejía los eliminarás fácilmente.
  • Para limpiar la lavadora. La lejía también es ideal para lavar la lavadora. Pon agua caliente y lejía y deja que haga su ciclo normal de lavado. Lucirá como nueva.
  • Se puede utilizar para desinfectar verduras. Disuelve una cucharadita de café con lejía en un litro de agua y estarás no sólo lavando sino también desinfectando ésta y cualquier otra verdura o fruta.

 

Persona limpiando encimera de la cocina con lejía

Consejos para utilizar la lejía en el hogar

Ahora ya conoces los múltiples usos de la lejía y, lo más importante, cómo intentar prevenir la propagación de virus dentro de tu hogar. Para sacar el mejor partido a este producto y utilizarlo de forma correcta es importante seguir una serie de cosas que te detallamos a continuación:

  • Recuerda que los productos que contienen lejía solo deben usarse en superficies y siguiendo la información de seguridad del producto, tal y como se indica en las etiquetas de los productos.
  • ¿Se debe mezclar lejía y amoníaco? NO. Nunca mezcles lejía con otros productos químicos, amoniacos, ácidos o alcohol, ni con otro producto de limpieza doméstico ya que puede desprender gases tóxicos. Además, pese a que el vinagre es un producto natural, tampoco debe combinarse con lejía.
  • Es recomendable evitar el contacto con superficies de aluminio, muebles y moquetas. En caso de duda puedes probar en una zona poco visible de la superficie a tratar. En el caso de la ropa, como te mencionamos, lee la etiqueta de cada prenda o tejido para saber si se puede utilizar lejía.
  • Los expertos recomiendan no rellenar botellas o recipientes con lejía, ya que podría llevar a un mal uso, o lo que es peor, a una ingestión accidental.
  • Utiliza solo la cantidad necesaria de producto. Añadir más cantidad de la adecuada no solo no te garantiza más poder de limpieza, sino que puede resultar un desastre y, por lo contrario, si utilizas muy poca cantidad no estarás aprovechando todo el poder desinfectante de la lejía.
  • Finalmente, y para asegurarte de no correr ningún riesgo, recuerda utilizar guantes para evitar irritaciones y ventila tu casa mientras limpias.

Lejía guantes y estropajo

Solicita presupuesto

¡Llame ahora!