¿Qué puedes hacer para que la ropa blanca no se ponga amarilla?

Lavar ropa blanca para que no amarillee
Índice

Si quieres que tu ropa blanca luzca brillante y no se ponga amarilla, no puedes limitarte solo a meterla en la lavadora. En este artículo te ofrecemos los mejores trucos para que no tengas que dejarla en remojo durante horas ni lavarla  a mano: aprende cómo lavar la ropa blanca para que no amarillee.

¿Por qué la ropa blanca se pone amarilla?

Son varias las causas por las que la ropa blanca se pone amarilla, pero la principal suele estar relacionada con guardarla en lugares con humedad o donde hay poca ventilación. Además puede ser que no se haya lavado en profundidad, si quedan restos de suciedad en el interior de las fibras, con el paso del tiempo aparecerán esas molestas manchas amarillentas.

Limpieza a mano de ropa blanca que ha amarilleado

Es muy común que se pongan amarillas las fundas de almohadas y los cojines, ya que están en constante contacto con el pelo y el cuerpo. En la ropa de cama se van acumulando restos de sudor, sebo corporal y con el paso del tiempo estos restos se van oxidando y acaban poniéndose amarillas.

¿Cómo lavar la ropa para que no amarillee?

Antes de comenzar a lavar tu ropa blanca, necesitarás un producto quitamanchas, un detergente para la ropa y, por supuesto, una lavadora. Para iniciar, separa la ropa blanca del resto. Coloca un poco de producto quitamanchas, añade un tapón de detergente con agua caliente y pon la ropa a remojar durante una hora.

 

Diferencia de ropa amarillenta y color original

 

Después, mete la ropa en la lavadora y colócala a la temperatura más alta recomendada. Sécala al aire libre, pues la luz del sol es un blanqueador natural y obtendrás mejores resultados si la secas de esta forma que si lo haces a máquina. Comprueba cada cierto tiempo si la ropa blanca está manchada y métela a lavar lo antes posible con un producto adecuado, sobre todo si ves que comienzan a aparecer manchas amarillas.

Si has tenido el cuidado suficiente y aun así la ropa se ha puesto amarilla, sigue los siguientes trucos adicionales:

  • Remoja la ropa blanca amarillenta durante dos horas con un detergente quitamanchas en agua caliente. Escurre pasado este tiempo y colócalas en la lavadora a la temperatura más alta posible.
  • Los depósitos de cal del agua pueden tornar en amarillo la ropa blanca, por lo que es recomendable añadir un tapón descalificador a la colada.

Cómo blanquear ropa con remedios naturales

Limpiar ropa amarillenta con zumo de limón

  • Con bicarbonato de sodio. Además de eliminar los malos olores, el bicarbonato ayuda a quitar las manchas aportando suavidad a la ropa. Solo tienes que agregar media taza al detergente y lavar de forma habitual. Es el producto más efectivo para lavar la ropa blanca sin usar cloro o lejía. Es accesible y actúa en profundidad sobre la tela, consiguiendo eliminar las manchas sin dificultad. Para manchas más difíciles, aplícalo mezclado con un poco de jugo de limón sobre la mancha.
  • Vinagre blanco. Este producto ayuda a eliminar la suciedad y acaba con los virus y bacterias de la ropa blanca. Además, el vinagre blanco no es agresivo con las telas y ayuda a suavizarlas para no tener que recurrir a los suavizantes químicos. Solo mézclalo con un poco de limón para que adquiera un olor más fresco. Además, el vinagre blanco es estupendo para eliminar manchas de pegamento de las prendas de vestir.
  • Agua oxigenada. Es otro de los productos que ayudan a blanquear y cuidar la ropa blanca evitando lavar la ropa a mano. Es una excelente alternativa para evitar el uso de cloro. Es tan simple como agregar media taza de agua oxigenada en el momento de lavar la ropa junto al detergente. También puedes aplicarla de forma directa sobre la mancha.
  • Zumo de limón. El limón es un astringente natural que limpia la ropa en profundidad. Además, elimina todo tipo de suciedad y deja la ropa blanca reluciente. Para blanquear ropa con este método, llena una olla con agua y rodajas de limón y ponla a hervir. Remoja la ropa durante una hora antes de lavarlas. También puedes preparar una solución con jabón para lavar ropa a mano. Añade una cucharada de sal y el jugo de dos limones, remoja la ropa en esta mezcla, déjala que se escurra y sécala al sol.
  • Leche. Este ingrediente natural puede ayudar a cuidar la ropa blanca y blanquearlas. Para obtener excelentes resultados, coloca a remojar las prendas blancas vertiendo un tazón de leche. Déjala durante una hora y enjuaga. Este truco también funciona genial para quitar manchas de tinta de la ropa.

Algunos trucos efectivos

Ahora ya conoces exactamente cómo lavar ropa blanca para que no amarillee, te compartimos algunos secretos para evitar que se ponga amarilla:

  • Cuando utilices cremas corporales o lociones, intenta no vestirte hasta que estén completamente absorbidas.
  • No utilices lejía ya que a la larga puede amarillear la ropa.
  • Asegúrate de que la prenda está perfectamente limpia y seca antes de guardarla y volver a usarla otra vez.
  • No es conveniente emplear suavizantes o perfumes, ya que pueden quedar restos sobre las fibras y estas se pueden oxidar con el paso del tiempo.
  • Cuando guardes la ropa, no lo hagas en bolsas de plástico, mejor emplea en su lugar cajas de cartón para protegerlas del polvo y la suciedad.

Ahora que conoces todos los remedios naturales y regulares te animamos a probarlos para mantener tu ropa blanca de forma natural sin que se ponga amarilla. Pero recuerda, para que tu lavadora deje tu ropa en perfecto estado, debe estar igualmente limpia por dentro: ¿sabes cómo limpiar la goma de la lavadora fácilmente?

Solicita presupuesto

¡Llame ahora!